¿Cómo un seguro de hogar puede proteger nuestra casa y nuestras cosas?

0
245

El hogar es uno de nuestros bienes más preciados, lugar donde pasamos gran parte de nuestro tiempo y, por ello, supone un enorme trabajo e inversión a lo largo de toda la vida.

Por eso, es importante que siempre esté protegido. Así como lo protegemos de forma física de amenazas externas como tormentas o posibles robos, podemos cuidarlo a través de un seguro para el hogar.

Contratar un seguro para nuestro hogar, nos permitirá afrontar estos inconvenientes sin mayores gastos. ( foto ilustrativa )

Un seguro es una manera de prevenir o hacer frente a gastos inesperados por diferentes causas, que nos brindan la tranquilidad de saber que estamos respaldados. En este artículo, explicamos cómo un seguro puede proteger nuestro hogar y nuestras cosas.

Seguro de caución

El seguro de caución protege tanto a los propietarios como al inquilino de una casa. Complementa o reemplaza a los avales tradicionales que suelen ofrecerse en los contratos de alquiler.

Adquirir un seguro hogar garantiza al propietario el cobro del alquiler, el pago de las expensas, los servicios y otros gastos que pudieran ocasionarse por el incumplimiento del inquilino. A su vez, el inquilino está amparado en caso de no poder hacer frente a alguno de estos pagos.

Roturas inesperadas

Nadie está exento de sufrir daños y roturas en el hogar. Muchas casas se ven afectadas por algún caño con pérdida, una ventana que se rompe durante una tormenta o incluso un incendio por una falla eléctrica.

Contratar un seguro para nuestro hogar, nos permitirá afrontar estos inconvenientes sin mayores gastos. Además, existen otras ventajas como la protección ante daños que podamos padecer por responsabilidad de un vecino.


Protección contra robos

Un sistema de alarmas, o rejas en las ventanas, son medidas que nos ayudan a prevenir robos en nuestro hogar. Sin embargo, existen ocasiones donde no son suficientes, y sufrimos pérdidas materiales a causa de un robo.

Al contratar un seguro para el hogar, tendremos la tranquilidad de contar con la reposición de los elementos robados. Sin dudas, un tipo de ayuda muy necesaria.


Seguros contra incendios

La caída de un rayo en un mal sitio, un desperfecto eléctrico o un error en la cocina, pueden ocasionar un incendio. Con certeza, los incendios son algunos de los eventos más catastróficos que pueden afectar nuestro hogar.

Un seguro que proteja a nuestra casa contra incendios, cubre los daños ocasionados por la acción directa del fuego, el calor y el humo, tanto en la estructura del inmueble, como en los objetos dentro y fuera de él.


Seguros para inquilinos

Siempre que exista un contrato de alquiler, puede contratarse un seguro para el hogar. Estos sirven para proteger nuestros objetos de las eventualidades ya mencionadas, como robos, incendios, catástrofes naturales, entre otras.

El contenido de nuestro hogar —muebles, ropa, electrodomésticos, dispositivos tecnológicos— puede ser asegurado, sin importar que no seamos dueños de la casa.

Los seguros nos protegen de eventualidades pequeñas —como roturas de cristales o cerraduras— y de eventos mayores —como incendios o siniestros naturales—, brindándonos una cobertura que nos permitirá salir adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here