Le robaron su bicicleta y los alumnos usaron sus ahorros para comprarle una nueva

0
108
Publicidad

María Luján tiene 48 años. Su vocación es enseñar, por eso es que desde hace años es maestra. Actualmente dicta clases en la escuela San José de Quilmes, Buenos Aires. Para llegar al establecimiento usa su bicicleta. La semana pasada ladrones cortaron la cadena que tenía como seguridad y se la robaron de la puerta de la escuela.

Este robo generó una catarata de solidaridad entre sus pequeños alumnos de primer y segundo grado. Ayudados por sus papás decidieron darle una sorpresa a la “seño” que con amor y dedicación los acompaña a dar los primeros y tan importantes pasos en la escuela

El Día del Maestro le mandaron un whatsApp con un video que contenía un hermoso mensaje: “Feliz día seño Luján. los alumnos de 2°”A” queremos hacerle un regalo muy especial. ¿Estás lista?”. E inmediatamente apareció la imágen de una bicicleta. “Una bici nueva para que lleves tu sonrisa a todos lados”, le dijeron.

En diálogo con TN, María Luján dijo que le contó a un compañero de trabajo que le habían robado la bici de la puerta de la escuela. “Él se lo contó a otros compañeros y llegó a oídos de los chicos. Nunca imaginé que harían algo así por mí. Me emocionó mucho el mensaje que me mandaron a mi celular”.

Cuando los alumnos se enteraron de lo que la había pasado a su maestra, lo contaron en su casa y entre todos le compraron una bicicleta nueva. Muchos de los chicos pusieron plata de sus ahorros.

Le entregaron la bicicleta en el patio de la escuela

El patio de la escuela San José se llenó de sonrisas, aplausos y solidaridad. Fueron unos minutos a pura emoción donde todos fueron uno, unidos por el deseo de ayudar.

Minutos antes de que terminara el día de clases, todos se juntaron en el patio, una de las maestras agarró el micrófono y le contó a todos los chicos de la escuela lo que le había pasado a María Luján. Hasta el lugar llegaron algunos papás y entre todos le entregaron la bicicleta con un ramo de flores en el canasto delantero.

“Fue un momento inolvidable. Le agradezco a las familias el regalo. Pero por sobre todo a los chicos que pusieron plata de sus ahorros. Me desbordó la emoción. Algo amargo se transformó en un momento maravilloso de solidaridad”, concluyó la docente.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here