Cáncer de pulmón: tercera causa de muerte en Argentina

5 minuto leer
0
57


El tabaco es el gran aliado de esta enfermedad. Las muertes producidas por el cigarrillo ocupan el primer lugar en la escala de muertes prevenibles en nuestro país y en el mundo.

El pulmón es un órgano formado por delicados tejidos que están en contacto directo con el medio ambiente a través del aire inspirado, transportado por la vía aérea. A través de la exposición a distintos agentes la función pulmonar se deteriora, pero puede que pasen años hasta que el problema sea lo suficientemente notable. Este escenario es muy común en el caso del Cáncer de Pulmón, una enfermedad que se desarrolla a lo largo de varios años y resulta de difícil detección en su faceta inicial, por eso es de suma importancia reconocer los factores desencadenantes para tomar las medidas preventivas correspondientes.

Cuando los pulmones se enferman su deficiencia repercute en el resto del organismo, desencadenando afecciones severas que pueden poner en riesgo la vida del paciente. Si bien cada persona puede tener diferentes síntomas e incluso no tenerlos, las señales más significativas son: dificultad para respirar, tos persistente, sibilancias, tos con sangre, dolor de pecho e infecciones respiratorias recurrentes, como bronquitis o pulmonía.

El tabaco es el primer destructor del sistema respiratorio y las muertes causadas por el cigarrillo son las primeras en la escala de prevenibles en todo el mundo. El consumo del tabaco obstruye las arterias, aumenta la posibilidad de desarrollar muerte cardiaca súbita, produce úlcera de estómago, genera la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y tiene estrecha relación con el Cáncer de Pulmón, laringe, cavidad oral, esófago, páncreas, vejiga, riñón y cuello uterino.

El consejo de cesación tabáquica es vital para que los fumadores puedan tener una mejor calidad de vida y tomar conciencia de que el daño es irreparable e independiente de la dosis, cuanto más temprano se inicia el hábito de fumar y mayor sea la cantidad de cigarrillos, aumentará el riesgo de padecer esta enfermedad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco mata cada año a más de 7 millones de personas, de las que más de 6 millones son consumidores del producto y alrededor de 890.000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno. Además del riesgo de padecer cáncer del pulmón, los fumadores pasivos tienen más probabilidades de desarrollar diversas enfermedades respiratorias y coronarias.

Es de suma importancia adoptar hábitos de vida saludables, realizar controles regulares con su médico y evitar la exposición a elementos tóxicos que predisponen el desarrollo de tumores. En caso de existir antecedentes familiares, ser o haber sido fumador, o fumador pasivo, es recomendable realizarse un chequeo pulmonar periódicamente.

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más noticias de Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 17 =

Mirá también

La Casa del Chubut y el Garrahan convocan a donantes voluntarios de sangre

La campaña será este martes 11 de diciembre en la representación oficial de la provincia e…