Como definir los precios de tu producto o servicio en tiempo de crisis.

9 minuto leer
0
45

Por Sebastian Fioravanti – Consultor de Pymes y Comercios

 

Definir los precios es de vital importancia, ya que ganar o perder dinero en las ventas de tu producto dependerá del método de selección de precios que apliques. La estrategia de selección impactará de gran manera tanto en las ventas como en las utilidades de tu negocio luego de los costos y gastos que implican la venta de un producto o servicio.

 

La clave para una estrategia correcta es tener muy claro que los negocios son para hacer dinero y tener ganancias. Es necesario que te asegures de pagar tus gastos fijos, que generes un ingreso para vos como dueño y consigas cubrir los costos variables de los productos o servicios que vendes.

 

Puntos a tener en cuenta a la hora de pensar y decidir sobre la fijación de precios.

 

1.- Es necesario  saber con certeza cuál es la estructura de costos tanto los fijos como los variables. Los Fijos Son aquellos que tenemos que afrontar vendamos o no algún producto son todos los gastos en los que incurrimos mensualmente para estar en condiciones de vender. Podemos mencionar, los alquileres, los servicio de luz, gas agua teléfono e internet, Sueldos y cargas sociales, seguros, honorarias, Etc.

Los costos variables son aquellos en los que incurrimos al fabricar o al vender un producto, materias primas e insumos, y en el caso de los servicios son los costos incurridos en la prestación del mismo.

En lo que tiene que ver con los costos siempre es conveniente trabajar en optimizar los diversos elementos del mismo, pero es muy importante evitar sacrificar el nivel de calidad o de valor percibido por nuestros clientes.

2.- Siempre será útil conocer lo que los competidores están haciendo. Debemos mantenernos informados de todo lo que está sucediendo con la competencia, los precios que manejan y la semejanza de los productos que tienen. Además de los servicios que prestan, como venden, que promociones tienen, etc. También es importante prestar atención a los precios y la oferta de bienes sustitutos de los que vendemos.

3.- Entender cómo está funcionado el mercado en el que estamos es fundamental. Quienes son nuestros competidores, que posicionamiento han elegido ante los clientes es importante para nosotros al momento de elegir una estrategia y dentro de ella que nivel de precios vamos a fijar para competir.

También debemos analizar si la demanda de lo que vendemos está en alza, está estancada o decreciendo. De esta forma podemos saber cuál es el punto de partida, y poder elegir la mejor estrategia. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del análisis que hayas realizado de tu competencia, tus valores siempre deberán ser fijados con un pequeño porcentaje arriba o abajo del de ellos.

4.- Los precios de los productos y servicios siempre se establecen en base al valor que el cliente percibe en ellos, y por lo que está dispuesto a pagar. Es por eso que debemos estar pensando siempre como aumentar el valor percibido de lo que vendemos o del servicio que ofrecemos, podemos lograrlo por ejemplo a través de una excelente atención, de mantener el local limpio y ordenado, de ofrecer un servicio de excelencia, una atención del personal que sea cordial y eficaz, rapidez en el proceso la venta-cobro-expedición,  variedad de productos, etc…

Ejemplo de lo que valor percibido significa, salimos a cenar y luego de comer el mozo nos entrega la cuenta, en ese momento el  precio a pagar por la cena puede resultarnos caro, pero quizá en otro restaurante pagamos lo mismo y nos parece razonable, eso tiene que ver con el valor que nosotros percibimos de esa experiencia, durante la cena habremos evaluado; la apariencia del restaurante, la música, la limpieza de los baños, la calidad de la comida, la atención recibida, la demora para ser atendidos, si nos cobraron rápido, si nos sorprendieron con algún detalle al final, etc..

5.- Generalmente, algunas empresas calculan los costos de sus productos o servicios, les añaden un margen sobre dicho costo y sobre esto calculan los precios que fijarán.

En realidad también debemos estudiar nuestra capacidad instalada y analizar cuanto podemos producir y vender de cada producto y servicio.

Por ejemplo podemos encontrarnos con productos de menor margen que otros pero que podemos fabricar más raido y que se venden en más cantidad, por lo que al fin y cabo habrán de  contribuir mejor a la generación de dinero para la empresa.

 

En definitiva a la hora de pensar en que estrategia de precios vamos a implementar se hace indispensable dedicar tiempo y recursos al análisis de los temas antes mencionados, para así proponer al mercado una propuesta de valor acorde al producto y servicio que ofrecemos.

 

Para consultas comunicate a consultasincronizar@gmail.com o al Cel. 297-154 293579

 

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más noticias de Economía y Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 1 =

Mirá también

Cámara de Diputados de Chile aprobó acuerdo comercial con Argentina

El convenio involucra a Pymes y también profundiza instrumentos que rigen en material come…