La innovación en construcción apunta a la pequeña escala.

8 minuto leer
0
213

Sebastián Lew es Comodorense,  especialista en planificación urbana y el año pasado dejó su lugar como consultor del Banco Interamericano de Desarrollo y co-fundó Das Haus, una start-up basada en Comodoro Rivadavia que ofrece un nuevo sistema de construcción modular sustentable. Hace un par de semanas el Diario La Nación le realizó una entrevista que tenia como eje la tendencia de vivir en espacios mas reducidos. A continuación compartimos dicha entrevista.

“En la Argentina, vivir en espacios reducidos es una consecuencia del alto costo de la vivienda en relación al poder adquisitivo”

“Vivir en espacio pequeños es una decisión que toman las familias para poder seguir cerca de lo que necesitan: empleo, transporte, educación, cultura. Sus opciones son resignarse a vivir más lejos, donde la incidencia del costo del suelo sea menor o resignarse a una calidad de vivienda inferior. Para las familias de bajos ingresos esta situación se torna dramática, y explica en buena medida el crecimiento de asentamientos informales de las últimas décadas”.

“Podemos vivir en espacios privados más pequeños si el espacio público es de calidad”, dice Lew. “Eso implica garantizar que todos los habitantes de la ciudad vivan a poca distancia de pulmones verdes, o que las calles ofrezcan una mejor experiencia a los peatones”.

Otras soluciones pasan por mejorar los sistemas de construcción para que sean menos costosos y sigan una lógica escalable. “Los problemas de acceso a la vivienda se deben en parte al costo elevado de la tierra, y en parte a que construimos de manera ineficiente. La construcción húmeda es un sistema obsoleto pero hay una reticencia histórica de la industria de la construcción a innovar”, agrega Lew.

Los mecanismos de construcción son un enorme campo para la disrupción. Hace cuatro meses una start-up basada en San Francisco, Apis Cor, levantó una casa completa en 24 horas mediante impresión 3D. No usaron partes prefabricadas. Se valieron de una impresora móvil para todo, salvo la pintura y la colocación del techo. La casa, de 37 metros cuadrados, costó poco más de 10 mil dólares y se presentó como una opción para los seguidores del movimiento tiny houses. El video de la construcción está en YouTube.

“En el futuro cercano crecerá la oferta de viviendas más sustentables, inteligentes y adaptables a los cambios”, asegura Lew. “Hay una demanda de eficiencia energética y construcción verde que sumada a los nuevos materiales, conceptos y tecnologías lo harán posible”.

Las novedades no están sólo en cómo se levantan las viviendas, sino también en todo lo que cabe en su -reducido- interior. El hogar inteligente es uno donde la cantidad de metros cuadrados importa menos que la cantidad y calidad de las funciones que esos metros puedan ofrecer. “Se está terminando la era de la multifunción. Ya no alcanza con una multiprocesadora que resuelve varias tareas en poco espacio”, dice Blanch. En su opinión, los objetos que necesitamos en nuestros monoambientes, más que achicarse tienden a desaparecer por completo.

“Pantallas que no se ven cuando no se usan, interfaces que se accionan con la vista, chips embebidos en la ropa que usan como batería el movimiento del cuerpo… Los mecanismos son cada vez más sofisticados e independientes del espacio disponible. El trabajo del diseñador es cada vez más orquestar estos nuevos objetos. La próxima gran invención no será una cosa, sino una relación entre muchas”, sostiene.

Desde los años 60 las revistas de decoración buscan el santo grial de la vida en la ciudad: soluciones para habitar espacios reducidos sin sentirnos aprisionados. “¿Cómo convertir un rincón en escritorio?” “Cinco ideas para tener un solárium en el balcón”. “Cocinas en sólo un metro cuadrado”.

Esa búsqueda sigue activa hoy, más que nunca. Las ciudades se volvieron nuestro ecosistema por excelencia. El 80 por ciento de los latinoamericanos vivimos en ciudades y seremos el 90 por ciento para 2050. Cuantos más somos, más caro se vuelve el espacio y más se reducen nuestros metros cuadrados. Este problema -como suele pasar con los problemas- está generando un mar de innovación.

Fuente La Nacion

mas info sobre DASHAUS en www.dashausargentina.com

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más noticias de Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Mirá también

Mariela Stange es nueva funcionaria en el Ministerio Público Fiscal de Comodoro Rivadavia

El mediodía del jueves  se llevó a cabo, en sede de la Procuración General Adjunta, el act…