Un joven comodorense se recibió de ingeniero nuclear en el Instituto Balseiro

6 minuto leer
2
4,199


Se trata de Ramiro Oscar Freile quien egresó como ingeniero nuclear y ahora continuará su formación en Francia.

El Instituto Balseiro realizó a fines de junio el acto de colación de diecinueve profesionales: diez ingenieros mecánicos y nueve ingenieros nucleares, entre ellos el comodorense Ramiro Oscar Freile.

El joven de 23 años estuvo entre los promedios más altos, con lo cual recibió una beca para realizar un postgrado en el Instituto Politécnico de Grenoble, en Francia. En este marco, comentó a Crónica que viajará a principios de septiembre y estará durante seis meses donde cursará materias y realizará un proyecto en un laboratorio. “Es una beca ARFITEC, un convenio entre Argentina y Francia que tiene el Balseiro. Se elige a los dos mejores en cuanto a promedio y nivel de francés, y nos cubren todo el monto de pasajes y estadía, para que uno tenga contacto con la cultura allá y aprenda cosas para volver al país” cuenta Freile y agrega: “no me quiero perder la oportunidad de tener conocimientos de una potencia nuclear como es Francia, conocer cómo está la tecnología allá y después venir acá con más experiencia y aplicarlo”.

Ingreso selectivo 

El Instituto Balseiro depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo. “Lo que tiene el Instituto Balseiro es que está en un Centro Atómico, en el país hay tres: uno en Constituyentes, otro en Ezeiza y otro en Bariloche. Es un campus lleno de investigadores, ingenieros, físicos, de todo tipo, en distintas divisiones que trabajan en temas pertinentes a la CNEA” señala Freile.

Al respecto del ingreso, comentó que deben estudiar dos años en otras instituciones, por su parte eligió el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Luego rindió un examen de física y matemática en la UBA, tuvo una entrevista con un jurado de evaluadores y así fue como quedó seleccionado para recibir una beca para estudiar Ingeniería Nuclear durante tres años. Esta ayuda económica garantiza a los alumnos la dedicación exclusiva a sus estudios.

“Es un ingreso complicadísimo, te dan pocos minutos por problema y son doce problemas, de ahí te seleccionan entre todos los candidatos, ingresan pocos nucleares de entre ciento y pico” detalla. También explica acerca del nivel de exigencia que tienen: “si perdés la condición regular, tenés promedio menos de 6 o desaprobás un final dos veces, te sacan la condición de beca y quedás afuera”.


Pasantía y tesis 

Los ingenieros deben realizar un proyecto integrador en temáticas vinculadas con la tecnología nuclear y otros campos de industrias afines. Al respecto, el joven ingeniero comentó que: “el último año se hace un proyecto integrador y podés elegir hacerlo en el Centro Atómico o irte a una empresa”, en su caso eligió hacer las pasantías y su trabajo integrador en la empresa INVAP S.E, de la cual explicó “es la que le vende reactores de investigación a todo el mundo, a Australia, Argelia, Egipto; compite con Francia y Corea. También hizo los satélites ARSAT 1 y 2, es una empresa muy importante”, allí realizó el proyecto “Evaluación de sistemas de seguridad alternativos para la refrigeración de reactores de investigación”, bajo la dirección del dr. José Héctor González y la codirección de la ingeniera Alicia Doval.

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más noticias de Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 14 =

Mirá también

Patio Abierto se consolida como un espacio de contención y desarrollo para los más chicos

Con el acompañamiento de PAE, la edición invierno convocó a más de 380 niños que diariamen…