Editorial: La paradoja del Gatopardo y su similitud con Rada Tilly.

11 minuto leer
0
10

 

‘Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie’ esta es la paradoja del gatopardo Se suele llamar ‘gatopardista’ al político que inicia una transformación política pero que en la práctica sólo altera la parte superficial de las estructuras de poder, conservando intencionadamente el elemento esencial de estas estructuras.

En Rada Tilly hemos sido gobernados durante casi 30 años por el mismo grupo político de poder, quienes han conformado una aristocracia absolutista similar a la de la Sicilia que describe la novela EL GATOPARDO. Podríamos decir que Rada Tilly al igual que Sicilia es una ‘Isla’ en la región, en las últimas elecciones han tratado de mostrar que todo cambia con el nuevo intendente Juncos, a quien ofrecen como una figura política joven, honesta y prometedora, pero la estructura y el modo de ejercer el poder siguen siendo los mismos.

El gatopardo es una novela escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa, entre finales de 1954 y 1957 narra las vivencias de Don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina, y su familia, entre 1860 y 1910, en Sicilia. El título se refiere al leopardo jaspeado o serval (en italianogattopardo) que aparece en el escudo de armas de la familia Salina.

Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie” Esta frase simboliza la capacidad de los sicilianos para adaptarse a lo largo de la historia a los distintos gobernantes de la isla, pero también la intención de la aristocracia de aceptar la revolución unificadora para poder conservar su influencia y poder. El “gatopardismo” o lo “lampedusiano” es en ciencias políticas el “cambiar todo para que nada cambie“, paradoja expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957). La cita original expresa la siguiente contradicción aparente: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. “¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”. “…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”.

Desde entonces, en ciencias políticas se suele llamar “gatopardista” o “lampedusiano” al político que inicia una transformación política pero que en la práctica sólo altera la parte superficial de las estructuras de poder, conservando intencionadamente el elemento esencial de estas estructuras. Así, la novela muestra cómo la aristocracia absolutista del Reino de las Dos Sicilias es expulsada del poder político para instaurar la monarquía parlamentaria y liberal del Reino de Italia pero ello no implica transformar las estructuras de poder: la burguesía leal a la Casa de Saboya simplemente sustituye a los aristócratas como nueva élite que acapara para sí todo el poder político, recurriendo incluso al fraude electoral bajo una apariencia democrática.

En otra frase, el protagonista expresa su insatisfacción por los cambios sociales ocurrido en Sicilia comparando el destino de la aristocracia nativa con el de los campesinos, totalmente distinto al de la nueva burguesía: “Nosotros somos leopardos y leones, quienes tomarán nuestro lugar serán hienas y chacales. Pero los leones, leopardos y ovejas seguiremos considerándonos como la sal de la tierra.

¿Por qué es una aristocracia absolutista?

Entiéndase por aristocracia a aquel grupo de personas sobre las cuales recaé el poder político y económico, en Europa los aristócratas son los nobles es Sudamérica son los que manejan el poder.

En Rada Tilly es absolutista, pues tenemos un Concejo Deliberante que funciona como una escribanía del ejecutivo, con nula posibilidad de los concejales de los bloques de la oposición para que sus proyectos sean tratados en las comisiones. No existe acceso a la información publica, ya que no contamos con Boletín Oficial desde hace 6 años, tampoco con una página web municipal donde el vecino pueda ingresar y ver información. Se desalienta cualquier tipo de participación ciudadana en entidades intermedias, que no reciben ningún tipo de apoyo económico del Municipio, solo el Centro de Jubilados recibió aportes del Municipio en los últimos años.

Cualquier vecino que realiza quejas en medios de prensa o medios on line, es llamado y presionado desde el ejecutivo para que no lo haga más. Se realizan ofrecimientos de tierras a jóvenes de Rada Tilly ‘casualmente’ justo antes de las elecciones. Se tratan de ocultar problemáticas como el alto índice de drogodependencia y alcoholismo en los jóvenes de nuestra ciudad. Tampoco de habla de la gran cantidad de jóvenes y adultos adictos al juego. Se ocultó durante mucho tiempo que se estaban tirando las aguas podridas y contaminadas de la laguna a la playa y el mar, por vía de un desague y una bomba que estaba  a la vista de todos, pero cuando le preguntaban al intendente o sus funcionarios seguían diciendo que era mentira.

La problemática de nuestro basural a cielo abierto y el basural de Comodoro no es abordada por nuestro intendente y seguimos padeciendo día a día la contaminación ambiental

Seguimos sin guardia pediátrica y con un sistema de salud deficitario.

La inseguridad también se trata de ocultar y no hay políticas al respecto, las cámaras de seguridad no funcionan.

Servicios públicos que cada vez funcionan peor, una Cooperativa de Agua fundida, una SCPL que presta un servicio pésimo de cloacas, y no hay obras de inversión a largo plazo en materia eléctrica.

Eso si, seguimos loteando y aprobando proyectos inmobiliarios millonarios.

Bajo la máscara del ‘cambio’ y con la estrategia de EL GATOPARDO, el actual gobierno Radatilense ganó una elección con casi el 60% de los votos, es importante que pasemos de ser simples ‘vecinos’ a ‘ciudadanos’ que nos ocupamos del lugar donde vivimos y ‘participamos’. En nuestro barrio, en la escuela, La transformación comienza por nosotros, no es posible que nos de igual vivir en una ciudad con el humo del basural o los líquidos cloacales corriendo por las calles todos los días. Cambiemos…. Pero de verdad!

 

Bruno English

Editor

El Observador del Sur

bruno@elobservadordelsur.com

 

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más noticias de Editorial
Los comentarios están cerrados

Mirá también

Editorial: Rada Tilly y la historia de las falsas promesas de obras.

Una cancha de hockey, un super gimnasio inflable para el CART, una pileta de natación muni…